Neonazis en Colombia
mayo 7, 2021
¿Paro sin salida?
mayo 21, 2021

«REVOLUCION MOLECULAR DISIPADA»

Abogado y divulgador critico político

Por: Nicolas Llorente

Insta: @nicogllor

Mucho se ha opinado y muchos se publicado sobre la dicha «Revolución Molecular Disipada» o (RMD) por sus siglas al español, desde que Uribe trinó abiertamente sobre dicha pseudo teoría filosófica, hasta el momento poco conocida, pero muy estudiada por sus defensores de extrema derecha internacional. Si bien se trata de una  teoría con un enfoque filosófico, sigue cargada de un agresivo meta relato y tesis absolutamente perversas y retorcidas, que se fundamentan en la distorsión, alteración y descontextualización de la historia y de la realidades convulsionadas de occidente; sobre todo en Latinoamérica, vemos que su máximo promulgador, defensor y narrador de dichos meta relatos y pseudo teorías «conspirativas» al estilo «QAnon» en Estados Unidos, es el abiertamente nacionalista, neonazi y vehemente defensor del régimen y la dictadura militar chilena de Pinochet y negacionista del holocausto y ahora conferencista internacional: Alexis López Tapia, que ha ganado fama replicando, adulterando y expandiendo la pseudo teoría  (RMD), la cual ha expuesto amplia y abiertamente en varios medios «periodísticos»  virtuales e internacionales que lo invitan. Dichas teorías e ideas son absolutamente negacionistas, muy peligrosas y perversas, dado el contexto de distorsión errática en la historia, más la clara estigmatización y profundización de dicha pseudo teoría. Sin embargo, tuve que estudiarla y leerla para exponerles los puntos más llamativos, explicarles las generalidades a tener en cuenta y aportar algo al debate de mis posibles lectores, una guía y una manera de entender en contexto dicha teoría de la «Revolución Molecular Disipada»

 

Para empezar y entrar en materia, debemos entender que la «Teoría Revolución molecular Disipada» (RMD) debe entenderse y leerse como un manual riguroso o una guía «diagnóstica»  de procesos moleculares de alteración, caos, descomposición y radicalización de procesos insurreccionales; fundamentados en el marxismo tradicional y el «anarquismo insurreccional» donde explica el origen y el materialismos dialéctico e histórico de la teoría hasta la actualidad y que dichos procesos moleculares disipados en el materialismo dialéctico e histórico, llevan años consolidándose de forma pequeña y subterránea, sin un liderazgo visible ni empoderamiento político aparente. Las indetectables moléculas disipadas, sospechosamente politizadas, no son observables bajo una óptica tradicional y actual a los ojos de la autoridad, el poder y sus fuerzas del orden; en un contexto, realidades y aristas diferentes de «revoluciones tradicionales», no moleculares y núcleos observables radicalizados políticamente.

 

La primera fase de la teoría (RMD), es diagnosticar y explicar fundamentado en autores, filósofos y teóricos que sospechosamente aportaron y expandieron la influencia de estas ideas y teorías; presuntamente de forma molecular, con  bases neo marxistas y neocomunistas, las cuales reúnen todo el consolidado teórico para postular la propuesta filosófica y  teoría de la «deconstrucción»,  en la cual fundamenta la teoría de la «Revolución Molecular disipada» (RMD), donde se resalta la ausencia de «liderazgos únicos visibles», ya que ésta operaría bajo forma molecular, homogénea, invisible y de forma disipada; porque actúan de forma fluida sin ser detectadas y fuera del radar de esquemas tradicionalmente verticales,  a esquemas horizontales en una forma «disipada»  y «molecular».

 

A continuación, los elementos más importantes de la teoría de la Revolución Molecular Disipada (RMD)

 

  1. Uso del lenguaje simbólico, de carácter «insurreccional» y «anárquico» que estarían presentes en protestas influenciadas por estos movimientos y que sólo en el lenguaje de «deconstrucción» podrían identificarse. Algunos de estos símbolos, según la teoría de la «desconstrucción» y la teoría de la (RMD) son «las estrellas del caos”, “TIQQUN”, entre otros múltiples símbolos, que le daría coherencia y solides a la teoría de la (RMD)

 

  1. «Cronología de organizaciones del modelo de revolución molecular disipada» la cual parte de la premisa que son «procesos insurreccionales», que llevan décadas consolidando estos procesos que migraron durante un periodo de tiempo y  que actualmente se encontrarían en una fase final de consolidación internacional; ya que su influencia y operación se gestó y se infiltró en múltiples organizaciones a movimientos políticos de izquierda LEGALES  en Latinoamérica y organizaciones insurgentes armadas como  las FARC , ETA , Sendero Luminoso, EZL, MAS, PODEMOS, Coordinación Antifascista Colombiana, Grupo de Puebla, Brisas Bolivariana, entre múltiples organizaciones insurgentes y armadas que tendrían la influencia y base fundamentalista en la teoría de (RMD).

Le puede interesar: Neonazis en Colombia

  1. «Esquema de Fuerza en Conflicto del Modelo de Revolución Molecular Disipada» el cual expone el tipo de «Modelos» que pretenden mediante la vía institucional, legal o vía violenta y no institucional reemplazar el modelo político actual dentro de los «Modelos de RMD». Se pueden encontrar 3 tipos:
  • «A sistémicos» en los cuales se encuentra el Nihilismo, Tribalismo, Tiqqun y Salvajismo.
  • «Anti sistémicos» en los cuales se encuentra autonomismo, Situacionalismo, Feminismo y Anarquismo,
  • «Sistémico” en los cuales se encuentran elementalmente la «Izquierda Sistémica» y operarían el sistema deconstructivo y el modelo (RMD).

 

  • Actores y Roles del modelo de «Revolución Molecular Disipada», operarían bajo un esquema simplificado del «proceso insurreccional revolucionario» que permite comprender la articulación entre los diversos actores que participan en este conflicto Asimétrico: Injerencia Externa, Izquierda Parlamentaria, Izquierda Extra-Parlamentaria, Anarquismo Insurreccional y Grupo a sistémicos.

 

  1. «Estrategia de lucha del modelo RMD», donde el conflicto no se plantea de manera lineal, secuencial e institucional, hay entenderlo como una estrategia de control territorial distinta al tradicional o a la «estrategia clásica», más bien debe entenderse como una «estrategia molecular disipada»

 

  1. «Táctica de lucha del modelo de Revolución Molecular Disipada» que se basa eficientemente en el CONSESO y COHERCIÓN. Esto explica que, ante cada problema, rechazo y denuncia de parte de los actores de la revolución molecular disipada, buscarán primero el «Consenso» ante la autoridad legítima e institucional para lograr el acuerdo, y una vez se logre ese acuerdo se organizarán una vez más en esquemas moleculares y se disiparán en movilizaciones protestas o huelgas para «Cohesionar» a la institucionalidad y autoridad, y así lograr un nuevo acuerdo. Este proceso cíclico nunca se detiene porque no buscarían acuerdos genuinamente, si no el control, ya que estos sujetos moleculares y disipados serían abiertamente «Terroristas».

 

  1. «Niveles de confrontación del Modelo de Revolución Molecular Disipada” de cual constaría de 8 niveles progresivos, de radicalización y anarquismo insurreccional que son: 1) Evasión, 2) Desacato, 3) Resistencia, 4) Desobediencia, 5) Insumisión, 6) Insubordinación, 7) Rebelión, 8) Insurrección.

 

  1. «Fases Simplificadas del Revolución Molecular Disipada” las cuales serían 3 principales fases; 1) Escalamiento,2) Copamiento, 3) Saturación.

 

  1. «Escalamiento y Agudización del conflicto político», el cual también hay 8 niveles: 1) Reapropiación de espacios públicos u ocupación de espacios privados, 2) Existencia de ánimo Hostil, 3) Violencia creciente en la esfera Política, 4) Creación de fuerzas de autodefensas y dotación de armamento, 5) Instancias de enseñanza de técnicas de robo y expropiación, 6) Organización de una red autónoma de abastecimiento, 7) Acción armada o guerra, 8) Secuestros y atentados.

 

  1. «Línea de combate de las guerrillas Urbanas” la cuales son:
  • Línea -escuderos: escuadrón para la protección de civiles y otras líneas.
  • Línea-ofensiva y fuerzas de choque: honderos, lanza piedras, molotov, pintura, etc.
  • Línea-retaguardia: apagadores de lacrimógena, recolectores de proyectiles, armadores de barricadas.
  • Línea-primeros auxilios: equipo paramédico y rescate de heridos.
  • Línea-logística y comunicaciones: proveedores de agua con bicarbonato, y otros elementos distractores, laser y motivadores con megáfono para anuncios de relevancia y estrategia de rescate de detenidos.
  • Línea-comando y control de acciones.
  • Línea-aparato revolucionario central.

 

Esta súper estructura filosófica y teórica de ideas, conglomerados políticos anti comunistas y nacionalistas abiertamente distorsionados, entrelazados por una meta teoría falseada, retorcida y acomodada eficazmente por su narrador y defensor Alexis López tapia; lleva muchísimo tiempo bajo el juicioso estudio de la derecha y la extrema derecha colombiana. A su vez inculcada, enseñada y adoctrinada en todos sus manuales y en las escuelas del orden tanto policial y militar. Podemos entender el peligro que representa en el imaginario e ideario básico militar y policial, el adoctrinamiento sistemático de sus miembros, su enfoque radicalizado y hostil frente a protestas, huelgas, marchas o cuanta movilización pacífica o violenta se lleven a cabo; ya que dentro de su ideario anacrónico, basado en teorías de la conspiración, narrativas alternativas, filosóficas, fundamentadas principalmente para sus defensores, su lucha histórica y actual contra el  anarquismo insurreccional, el deconstructivismo o la teoría de la descontracción, comunismo, marxismo tradicional, el neo marxismo, nacionalismo y su versión  colombiana el «castrochvismo». Sus defensores dejan ver su afinidad y su verdadera cara, de cómo se debería por medio de las fuerzas del orden militar y policial dar tratamiento como ‘OBJETIVO MILITAR’ a todo tipo de manifestación adversa a su intereses, afinidades y deseos políticos; para atacar, estigmatizar y neutralizar. Su método, ideario y manual para el tratamiento de estos descontentos y malestares sociales no es sorpresa: se ha evidenciado la reacción agresiva, sanguinaria y violenta de parte de las fuerzas; la orden y autoridad de extinguir y aplastar física, política y molecularmente todo descontento legitimado, por causas racionales y estructurales, como consecuencia del sistema neoliberal anti comunista y anti insurgente, que controla sus fuerzas y manuales ideológicos y políticos propagados y adoctrinados a sus fuerzas de élite policial y militar; para desatar bajo sus propias teorías conspirativas la hostilidad, el rencor y los ataque ya abiertamente violentos; no sólo en trinos de sus defensores y representantes políticos, si no en sus teorías, conductas y doctrinas militares, frente a las masas de jóvenes sin esperanza, ya con nada que perder, sólo defendiendo con valentía y expresándose sin miedo ante el atropello de ejecuciones por parte de las fuerzas del orden del gobierno y con gran gallardía de cambiar por fin el régimen político sectario, anacrónico y corrupto; para darle un nuevo rumbo a la historia del país, alzar la voz y salir a las calles a reclamar legítimamente los cambios obligatorios y necesarios para el país. El cual se encuentra ya sumido en el caos y la violencia, mientras desde el poder se mira a los manifestantes como moléculas e insignificantes, bacterias por disipar y aplastar. Quedan todos notificados de la brutalidad, anacronismo y la violenta y errática, conducta mental de sus defensores y de la adoctrinada y radicalizada conducta de sus fuerzas del orden.