¿Que está pasando en Cartagena?
abril 2, 2021
La hora final
abril 16, 2021

Assagne el valiente

Abogado conciliador y docente universitario.

09/04/2021

Por: Nicolas Llorente

Email: Neutro-Niko@hotmail.com

Assange, de nacionalidad australiana y cuya página de internet se ha usado para filtrar información de grandes escándalos políticos y financieros; es un héroe para muchos. En 2006 creó WikiLeaks, una web que publica documentos e imágenes confidenciales, generalmente filtrados por fuentes no identificadas públicamente, con el fin de develar escándalos y casos de corrupción.

 

Desde entonces adoptó un estilo de vida nómada, a medida que se iba haciendo famoso por sus revelaciones.

En 2010, WikiLeaks se hizo aún más popular con la masiva filtración de material clasificado del Ejército de EE.UU. sobre las guerras de Afganistán e Irak.

 

Entre las filtraciones de WikiLeaks se encuentran grandes cantidades de cables diplomáticos, otros documentos oficiales de EE.UU. y correos electrónicos de la compañía de inteligencia estadounidense Stratfor. Algunos consideran esto, un peligro para la seguridad de grandes potencias como Estados Unidos.

 

Sin embargo, a finales de mayo de 2012, la Corte Suprema de Reino Unido ordenó que se ejecutara la extradición. Días más tarde, Assange se presentó en la embajada de Ecuador en Londres, solicitó asilo con el argumento de que existía una persecución en su contra y el presidente del país entonces, Rafael Correa, le prestó ayuda. Estaba alojado en la sede diplomática ecuatoriana desde el 19 de junio de 2012.

 

En 2010 WikiLeaks publicó cerca de medio millón de documentos clasificados de Estados Unidos, sobre las guerras de Irak y Afganistán, que de igual forma documentaron los crímenes de guerra cometidos por las tropas estadounidenses. La imagen pública de estas guerras cambió a partir de esto. En 2011, WikiLeaks proporcionó otra visión poco halagadora de la política exterior estadounidense: la plataforma de denuncias publicó un cuarto de millón de despachos secretos de las embajadas estadounidenses. Como resultado, varios políticos estadounidenses describieron a Assange como un «terrorista de alta tecnología» que debe ser perseguido por todos los medios.

 

Mike Pompeo, llamó a WikiLeaks «agencia de inteligencia enemiga no estatal». En ese momento Pompeo todavía era director de la CIA. Ya en 2010, un tribunal secreto presentó un cargo igualmente secreto contra Assange. Los cargos en su contra solo han sido públicos desde mayo de 2019, y solo en el procedimiento de extradición se conocerán las acusaciones a detalle a partir del lunes. Los críticos ven la persecución de Assange como un serio ataque a la libertad de prensa.

 

En abril de 2019, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó al australiano de 48 años de haber ayudado a hackear las computadoras del gobierno. Esto puede ser castigado con un máximo de cinco años de prisión. La ley de extradición permite procedimientos judiciales posteriores únicamente sobre la base de las acusaciones enumeradas en la solicitud de extradición. Probablemente debido a que las autoridades estadounidenses consideraron insuficiente un máximo de cinco años de prisión, la lista se amplió a 18 cargos en mayo de 2019, incluida la violación de la Ley de Espionaje de 1917. Ahora se amenaza con un máximo de 175 años de prisión.

Lea también: La política del desinterés

 

En cuanto a su fallida extradición a los estados unidos, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no puede ser extraditado de Reino Unido a Estados Unidos debido a problemas de salud mental, dictaminó este lunes una Corte británica.

 

Al dar a conocer su dictamen, la jueza distrital Vanessa Baraitser consideró «demostrado» que el australiano de 49 años presenta riesgo de suicidio y podría quitarse la vida si es procesado en EE.UU., donde enfrenta cargos por la publicación de miles de documentos clasificados en 2010 y 2011.

 

Estados Unidos afirma que las filtraciones violaron la ley y pusieron en peligro vidas. Assange ha luchado contra la extradición y dice que el caso tiene motivaciones políticas. Las autoridades estadounidenses dijeron que apelarán el fallo.

Le puede interesar: ¿Que está pasando en Cartagena?

 

Cabe agregar que La jueza Baraitser detalló la evidencia de las autolesiones de Assange y sus pensamientos suicidas.

 

De ser condenado en EE.UU., Assange enfrentaría una pena de cárcel de 175 años, sostienen sus abogados. Sin embargo, el gobierno estadounidense ha dicho que la sentencia más probablemente sería de entre cuatro y seis años. EE.UU. acusa a Assange de 18 cargos, incluyendo el hackeo de las bases de datos del ejército estadounidense para adquirir información sensible y secreta, relacionada con las guerras en Afganistán e Irak, que luego publicó en el sitio web de WikiLeaks.

Él sostiene que la información puso al descubierto los abusos perpetrados por las fuerzas militares de EE.UU. Sin duda la investigación periodística más importante de la historia y de los últimos tiempos.