WhatsApp limitó el numero de reenvios para no viralizar FAKE NEWS
abril 7, 2020
Los gatos podrían infectarse entre si
mayo 15, 2020

COVID-19 se está saliendo de las manos en Cartagena

El creciente número de contagios de coronavirus llevaron a las autoridades de Cartagena a implementar un plan de choque que permita mitigar el impacto y mantener el control de la enfermedad.

De esta manera, el plan del Gobierno local comenzó con el cambio en la dirección del Dadis de la ciudad que desde este jueves está en cabeza de Bueno, tras la renuncia de Álvaro Fortich.

De hecho, un día después de su renuncia Fortich dijo a ‘El Universal’ que el alcalde de Cartagena, William Dau, no escuchaba sus consejos ni las recomendaciones impartidas desde el Ministerio de Salud.

“Le dije que cerrara el mercado de Bazurto, pero me dijo que no y el mercado se llenó, y mire lo que ha pasado. A quién le va a consultar un alcalde sobre un plan de salud sino es al secretario de Salud o al ministro de Salud”, expresó Fortich tras su renuncia.

Por su parte, la secretaria encargada del Dadis dijo que trabajan aceleradamente en «la respuesta del sistema de regulación de las urgencias del distrito de Cartagena y en la inoportunidad en las respuestas de las necesidades de salud» por parte de algunas empresas que prestan el servicio y que son conocidas como Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB).

Bueno señaló que se ha evidenciado que «de manera no oportuna se le está respondiendo a los pacientes».

De hecho, se detectó que algunas entidades tardan entre cinco y siete días en tomar una muestra de laboratorio, lo cual lleva a un diagnóstico tardío que tiene consecuencias como el aumento del riesgo de propagación y de mortalidad por el virus.

Por ello, el plan de choque incluye la expansión de la capacidad del sistema de salud de la ciudad que en la actualidad no es suficiente ya que tan solo cuenta con 65 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 72 de cuidados intermedios en las ocho clínicas públicas de Cartagena.

De acuerdo con Bueno, «se han establecido unas proyecciones que se hicieron hasta el mes de septiembre y la idea es poder completar 297 camas en la UCI, con la posibilidad de que las camas de intermedio se puedan convertir en camas UCI para alcanzar unas 400″.

Asimismo, pese a que el Gobierno nacional es quien dicta las directrices del plan para controlar el virus, «Cartagena tiene pensado un escenario extrainstitucional que incluye la adecuación de un hospital de campaña», comentó.